La segunda semana de agosto, en el marco de todo lo que va durante el actual sexenio saturado por cientos de hechos del desorden criminal con miles de asesinados, pareciera que tuvo su cima en el curso de este mes… Por distintos rumbos de México la criminalidad que rebasa con creces al Gobierno, tras mantener sometidos y aterrorizados a millones de mexicanos se manifestó con toda su crueldad y violencia, en varias regiones de varios estados del País, donde los atentados terroristas inesperados, pusieron en jaque a los habitantes de múltiples ciudades y poblaciones de la República… Tal es el caso de los Estados de Jalisco, Guanajuato, Zacatecas, Chihuahua, Baja California Norte y Sur, Sinaloa, Sonora, Michoacán, Veracruz, Guerrero, Oaxaca y otros con menor cantidad de hechos violentos, que de todos modos forman parte de esta escalada criminal… Por rumbos de Jalisco en la población de Ixtlahuacán, presuntamente se llevaba a efecto una “reunión de capos”, por lo cual elementos de la Marina, el Ejército y la Guardia Nacional se movilizaron y enfrentaron a los criminales, sin detener a ninguna cabeza importante, aunque si a algunos integrantes de esas estructuras del narco… Pareciera que ello fue la provocación para que los desórdenes se extendieran y multiplicaran con decenas de incendios a negocios, comercios, tiendas de conveniencia, grandes almacenes, oficinas, despachos, domicilios, vehículos de todo tipo, entre autos, camionetas, camiones de carga tráileres y mucho más en el mareo de estos desmanes, con los cierres de caminos, carreteras y autopistas, más las ponchaduras de llantas y desde luego, decenas de asesinados entre los cuales fueron niños, jóvenes, adultos, mujeres y hombres, como ocurrió con toda saña en más de diez

municipios de Guanajuato, circunstancia que se repitió por municipios y regiones de Zacatecas, con el caos vivido en Ciudad Juárez, Chihuahua, más cuatro de los diez municipio de Baja California y también por los rumbos de La Paz, en la otra California de esa Península… Como si eso fuera poco, el terrorismo se extendió a los tradicionales municipios en conflicto que están en manos de los Cárteles por los rumbos de Michoacán, la Montaña de Guerrero y en los espacios de permanente intranquilidad que tienen Oaxaca y Chiapas… Aún cuando en los otros estados del País pareciera que este tipo de terrorismo no se da en esa dimensión, no deja de haber zozobras por los rumbos de Hidalgo, Querétaro, Morelos, Tamaulipas, Veracruz y algunas otras latitudes… Bien puede ser que en los actuales tiempos, “la isla de la tranquilidad” lo es parte de la Península de Yucatán, por los rumbos de Tabasco y el Estado yucateco, pero no Quintana Roo, donde Cancún, Tulum y Playa del Carmen ya saben, ven y viven bajo el asedio de las balaceras y los asesinatos… Ni modo, parece ser que los estados de mayor violencia, son estados con gobiernos fallidos, lo cual en gran parte significa que el Gobierno de la República por tantos rumbos citados también es fallido para mantener la tranquilidad, seguridad y la gobernabilidad… Que conste, en el marco de esta inseguridad, la movilización permanente se mantienen entre los cuerpos de los uniformados de la Marina, el Ejército y la Guardia Nacional, que vemos y sabemos cómo de un día para otro, esas corporaciones con sus efectivos en brevísimo tiempo tienen que cambiar de lugar para atender los espacios del País en conflicto, a donde son enviados, a veces infructuosa y tardíamente por razón de los tiempos necesarios para su movilización, que amén de las condiciones inhumanas que los tienen en desventaja, permanentemente están bajo el grave riesgo de perder la vida, que como sabemos por lo poco que se da a conocer, les ha costado la existencia a cientos de esos hombres y mujeres que han tenido que enfrentar a los sicarios e integrantes de las estructuras ventajosas del crimen organizado, cuyos capos mantienen en ‘jaque’ a los gobiernos y gobernantes por las pocas estrategias y  coordinación entre ellos, aún con todos los recursos con que cuentan, por lo cual ajedrecísticamente, deseamos que no lleguemos “del Jaque” “al mate” de un gobierno fallido… ¡Ahí la dejamos! ¡Hasta mañana, que será un día más!

Por: Pablo Rubén Villalobos / pablorubenvillalobosh@hotmail.com


Las opiniones vertidas en este espacio son exclusiva responsabilidad del autor y no representan, necesariamente, la política editorial de Grupo Diario de Morelos.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado