Sevilla.- España y Portugal iniciaron su caminar por la Liga de Naciones con un empate 1-1 que registró el marcador del estadio Benito Villamarín, donde el resultado dejó más feliz a la selección lusa, que vio cómo llegó la igualada en la recta final del partido  tras el 1-0 que puso en el inicio Álvaro Morata.
La Roja, después de ese 1-0, no supo ampliar su ventaja y se dedicó más a controlar la situación frente a un rival que tampoco inquietó demasiado pero que tuvo la constancia de intentarlo hasta que Ricardo Horta encontró la recompensa para la igualada.
Ahora los de Luis Enrique tendrán la próxima cita el domingo en Praga ante la República Checa, mientras que los de Fernando Santos se encontrarán como locales ante Suiza en la segunda jornada del torneo.
Cabe mencionar que Cristiano Ronaldo comenzó el partido en la banca. 

Por: Staff Diario de Morelos


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado