Los atletas, adictos al gimnasio, deportistas de alto rendimiento y los novatos inundan las noticias y las redes sociales. Pero poco se habla de esos amantes del deporte que no se caracterizan por realizar largas jornadas de ejercicio.

Se trata de espectadores virtuales que apoyan a sus representantes o equipos desde el otro lado de la pantalla. Esos que cancelan cualquier plan si hay un partido importante en su calendario, o que son asiduos a casas de apuestas de fútbol.

El espíritu deportivo también es protagonista en estas historias, y por eso en esta oportunidad haremos un repaso de los deportes con mayor apoyo virtual.

El clásico entre los clásicos: el fútbol

Antes de la globalización, de los dispositivos móviles y las aplicaciones que transmiten todo tipo de deportes o actividades físicas, las personas acostumbraban a reunirse en clubes o casas de amigos para poder ver un partido en vivo a través del televisor o la radio. Si las responsabilidades del trabajo o del hogar no lo permitían, los fanáticos se perdían esta experiencia.

Pero hoy en día es posible ver los juegos en vivo a través de cualquier plataforma, en cualquier momento del día. Hoy los niños, jóvenes o adultos pueden levantar un teléfono, hacer un par de clics y disfrutar de los encuentros en vivo y directo, o incluso revivir (hasta retroceder, pausar y grabar) juegos anteriores.

 

A la velocidad de la Fórmula 1

La emoción de ver correr a toda máquina los coches de carreras era un privilegio al que no todo el mundo podía acceder. El Campeonato Mundial de Fórmula 1 es de los deportes de motor más prestigiosos que hay, es por esta razón que la modernización de los dispositivos móviles permitió que estas carreras pudieran disfrutarse desde cualquier parte del mundo.

Si bien la mayor parte de los eventos tiene lugar en Europa, este es un deporte que tiene gran cantidad de aficionados en Latinoamérica, Asia y Estados Unidos.

Los juegos olímpicos

Esta emblemática actividad posee la mayor audiencia televisiva. Aunque solo sucede una vez cada cuatro años, durante el periodo de duración de los juegos olímpicos son millones los espectadores que encienden sus teléfonos, televisores o radios par seguir de cerca la participación de cada competidor.

En este punto se combina el amor por el deporte con el apoyo a los equipos nacionales. Son muchos los que tienen a sus atletas predilectos por cada disciplina, y otros que apoyan a todas las selecciones de su país de origen.

Es evidente que muchos espectadores de estos encuentros deportivos tienen diferentes motivos para seguir el minuto a minuto de las actividades. Algunos son deportistas entrenados, novatos o aspirantes. Sin embargo, en esta ocasión nos enfocamos en los fans que prefieren la comodidad del sofá antes que una butaca en un estadio.

Y es que gracias a internet, a las tecnologías, y más recientemente a la pandemia, la pasión por el deporte llegó a todos los rincones en formato virtual y de forma fácil de disfrutar, permitiendo a más personas poder vivir la emoción y la experiencia desde una pantalla de móvil.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado