Ante el aumento de la vigilancia en las rutas migratorias tradicionales por parte del gobierno mexicano y los riesgos por la presencia del crimen organizado, varios centroamericanos y migrantes de otros países han optado por utilizar el mar como una vía alterna para llegar al tan anhelado sueño americano.

De acuerdo con el informe de “Mar adentro: migrantes y náufragos en el mar” de Naciones Unidas, informó que existen cuatro puntos de internamiento por vía marítima. Estas rutas son por la frontera sur, sureste, golfo y norte del país de México.

Uno de estos puntos es por la frontera sur, desde el Puerto Ocós en Guatemala que los lleva a tres destinos confirmados en Chiapas: Mazatán, Puerto Chiapas y Paredón. Además se sospecha de otras dos posibles rutas por Huatulco y Michoacán.

Otra de las rutas marítimas identificadas, fue por la Península de Yucatán. Uno de los peligros de esta ruta es que, las redes del narcotráfico, utilizan las condiciones naturales de la región para internarse en el territorio nacional por medio de la reservas naturales en donde hay muy poca vigilancia. Hasta el momento se han identificado tres rutas: Cuba-Isla Mujeres, Cuba-Cancún y Belice-Chetumal.

Mientras que, por la frontera de Tijuana, también se han creado rutas marítimas por el Pacífico, incluyendo puntos de llegada a un sitio llamado “El chinero” cerca del Mar de Cortés. Algunas rutas confirmadas van de Rosarito y las playas de Tijuana a San Diego y también se sospecha de otras dos: Puerto Nuevo-Chula Vista y Ensenada-Popotla.

Por otro lado, en el Golfo de México se tienen identificada una ruta de Coatzacoalcos a la zona de Tuxtla. También se sospecha de algunas rutas por las zonas de Catemaco.

A raíz de todo esto, la ONU identificó que por estas rutas se internan en su mayoría migrantes procedentes de El Salvador, Guatemala, Colombia, Honduras, Cuba, India y China, pero últimamente el perfil poblacional ha cambiado y se identificaron personas de Venezuela, Nicaragua y África. Quienes intentan cruzar ya no en embarcaciones artesanales, sino por medio de barcos pesqueros o embarcaciones grandes. Aumentando el número de deportaciones de un 38.4 porciento de enero a marzo, pasando de 77 mil 418 a 107 mil 149 deportados durante esos meses.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado