Una ola de comentarios, la mayoría negativos, además de infinidad de bromas y memes surgieron con una foto comparativa del antes y después de Javier ''Chicharito'' Hernández, jugador del LA Galaxy, que recientemente estuvo en Guadalajara para compartir una charla en el Albergue Los Pinos, donde también hizo una donación de 10 mil dólares para beneficio de los niños.

No obstante, en la foto mencionada, se puede ver el desgaste físico y mental del máximo goleador de la Selección Mexicana, quien a sus 33 años luce aún mayor en una nueva fotografía con la camiseta de su equipo actual. Lo que no se habla es que detrás de esa fotografía existe una lucha de depresión, como él mismo confiesa en una entrevista, en la que dice haber vendido el alma al diablo.

¿"Chicharito" en depresión?

Su filosofía de vida ha cambiado luego de tocar fondo, de caer en depresión. "Chicharito" ha vivido muchas caídas en su vida personal: una separación, no ha visto a sus dos hijos en largo tiempo, todo ello sumado a un largo periodo de mala racha sin  goles y el presunto conflicto con Gerardo "Tata" Martino  que le han afectado en su carrera de alguna manera.

Después de haber sido llamado en algún momento "ChichaDios", hoy Javier se muestra más humano, dispuesto a disfrutar a su familia y motivado por una frase: “Juega el juego, sin que el juego te consuma. Sé parte del juego, pero vive la vida, esto es vivir”.

“Me tengo que ‘vulnerabilizar’ para poder explicarme. Me llegó la depresión porque me cansé de no ser yo. Fui siguiendo patrones con los que crecí, tenía heridas que no había sanado y vacíos que no había llenado y me llevó a la depresión el tocar fondo, para aceptar que habrá un existencial que no vamos a poder llenar, nadie podrá llenarlo y no hace sentido, pero soy creyente, que entre más sueltas más te llega y es ilógico. No hace sentido la vida”.

El éxito, la fama, tienen precios muy grandes, considera, por lo que tuvo que trabajar en la felicidad para poder tener la mente clara en alcanzar sus metas, algo que recomendó en charla con los niños del albergue.   

Reconoce que en el camino ha ido aprendiendo a decirle no a personas que no le hacen bien que estén en su vida, así como también, ha recuperado a gente que ya estaba lejos, algo de lo que dice el delantero mexicano le ha costado trabajo.

El decirle 'no' a gente, también es amor propio o el decirle a una persona que es maravilloso, increíble, pero que no es momento de estar cerca, es amor propio. También es amor propio estar cerca de mi familia, mis padres, mi hijos me ayudaron mucho, ellos vinieron a decirme que no tenía de otra más que amarme para ellos ver la mejor versión de su padre. Me dejaron claro que tenía que amarme, tenía que chingarle para ellos ver a su papá pleno, entregado y ellos vinieron a darme el tiro de gracia en la depresión, más que salir yo solo y sigo en el proceso, la cago, vivo experiencias pero es la vida y no tuve el tiempo garantizado. Me amo, me acepto tal cual como soy”.

 Hoy el jugador del Galaxy lo tiene todo y a la vez nada, sigue en recuperación de sus más cercanos, por ello no reparó en darle consejos a los niños para que crezcan felices, aceptando lo que se tiene pero creyendo que pueden llegar lejos.

También aseguró saber la importancia que tiene el ser figura en un país donde hay muchos problemas y expresó que la única limitante que hay, que es la más fuerte que juega en contra, es la que uno mismo se pone en busca de objetivos.

Pese a las palabras de motivación del jugador, en redes sociales no tardaron en lanzar bromas sobre su rostro decaído, lo que volvió tendencia la marca "Herbalife", que patrocina a su equipo. A continuación algunas reacciones al rostro del "Chicharito": 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado