Cuernavaca.- A cien días de periodo de José Luis Urióstegui Salgado como presidente municipal de Cuernavaca, la iniciativa privada, que le dio su apoyo con altas expectativas, no ha visto cambios sustanciales en ningún rubro prioritario, como seguridad, agua potable y en la persecución de los ex servidores públicos que provocaron la quiebra casi total de la ciudad. 

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Antonio Sánchez Purón, señaló que en materia de seguridad no ha habido el cambio radical que esperaban y las quejas de los empresarios por asaltos y robo de mercancías, sigue siendo uno de los principales problemas a los que se enfrentan todos los días. 

“No hemos observado muchos cambios radicales. En seguridad, sigue habiendo quejas por parte de los empresarios (porque) se meten a predios y negocios y el robo de mercancía es el problema que siguen padeciendo”, manifestó. 

Dijo que hay intención de que la ciudad tenga una mayor presencia policiaca, pero es evidente la carencia de recursos humanos y materiales “que impide que lleguemos a un punto de satisfacción”. 

Sobre el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (Sapac), el presidente del CCE señaló que la preocupación por un abasto eficiente se mantiene, e incluso aumentó con la llegada de la temporada de estiaje. 

Se estima que al menos el 30% de los negocios formales sufren sequía y la crisis del agua en las casas-habitación no ha sido atendida de manera satisfactoria. 

Sánchez Purón indicó que de forma paulatina, el gobierno de Urióstegui ha iniciado acciones para resarcir el grave problema en el Sapac, pero “los cambios no se han dado con la urgencia que los requiere la ciudadanía”, aunque sí reconoció una mayor transparencia en ese organismo, por cuanto a su manejo. 

El representante de la iniciativa privada organizada subrayó que es importante que el alcalde siente un precedente en cuanto a la aplicación de sanciones a los ex servidores públicos que acentuaron de manera importante la crisis del municipio. 

Sin embargo, este es, quizá, el principal rubro en el que José Luis Urióstegui ha quedado a deber, al dejar pasar el tiempo sin hacer señalamientos y sin solicitar a la Fiscalía Anticorrupción el inicio de las investigaciones correspondientes contra su antecesor, Antonio Villalobos Adán. 

“De nadie era desconocido que la ciudad estaba en situación de abandono total y presumimos malos manejos administrativos en recursos, pero en esa parte no se ha percibido un avance importante y es una de las principales expectativas que tenemos los ciudadanos que vivimos en el municipio y donde nos gustaría que empiece ver acciones contundentes”, enfatizó. 

No obstante al desencanto sobre los primeros 100 días, el presidente del CCE dijo que mantienen el beneficio de la duda sobre la administración del abogado José Luis Urióstegui.

"No hemos observado muchos cambios radicales. En seguridad, sigue habiendo quejas por parte de los empresarios (porque) se meten a predios y negocios y el robo de mercancía es el problema que siguen padeciendo." Antonio Sánchez Purón, presidente del CCE

Por: STAFF DDM

local@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado