CUERNAVACA,  MORELOS.- Lucecita es una tierna perrita de apenas unos meses de vida, esta perrita de color negro tristemente fue abandonada en un basurero, pero una alma compasiva, quien prefiere el anonimato, la rescató de allí; una rata la estaba devorando en vida a Lucecita.

Esta es la historia de Lucecita, nos relata su salvadora: “Cuando rescaté a este animalito cabía en la palma de mi mano; todo fue tan complejo pues un día yo pasaba por un lote baldío, que sirve como un basurero, ese lugar estaba rumbo a mi casa, de pronto oí entre los matorrales y la basura quejidos, pero seguí de largo”.

“Al otro día me acompañó un familiar y juntos hurgamos en ese lote baldío y entre la basura miramos atónitos de lo que se trataba, era una perrita de color negro de apenas, calculé unos veinte días de nacida, a la cual la comía una rata; ahuyentamos con trabajos a la rata, estábamos espantados sentíamos que nos atacaba, pero finalmente la espantamos y dejo libre a la perrita”.

“Levantamos la cachorrita y miramos que tenía heridas muy graves, en la cabeza y en una de la patitas, rápido la llevamos al veterinario y nos confirmó la seriedad del caso, pero fue atendida profesionalmente y salvo la vida; la adoptamos y le pusimos por nombre Lucecita, ahora es una perrita sana y juguetona”.

“Hoy quisiera alzar la voz y decirle al público en general, que por favor no tiren a los basureros a estos indefensos animales, como si fueran plástico o papel; ellos son seres vivientes y en ese lugar seguro los atacarán las ratas, culebras u otros animales de carroña. Les suplico, no lo hagan”.

Lastimada. La perrita Lucecita estaba siendo deborada por las ratas.

Por: Luis Flores / luis.flores@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado