Cuernavaca.- El alcalde José Luis Urióstegui Salgado descartó que la deuda millonaria que le heredaron provoque una parálisis. “No está tan dramático el asunto en cuanto a la parálisis administrativa; sí hay un adeudo”, expresó.

Explicó que existen también juicios mercantiles que pueden ascender si no se atienden, a más de 500 millones de pesos, por lo que se tienen que armar estrategias de austeridad, tanto para atender los adeudos como las principales necesidades de los ciudadanos.

“Hay un flujo de ingresos propiciado por el impuesto predial y servicios municipales, derechos de adquisición de bienes y las participaciones federales.

Ante este escenario económico, dijo, su administración tendrá que desempeñarse bajo austeridad y ser eficiente en el ejercicio de las actividades, aunado a la eficacia de resultados.

El presidente municipal señaló que para ello pretenden involucrar a los ciudadanos para que  cumplan con las contribuciones que les corresponden, y la autoridad con la administración adecuada de los recursos.

 

Modificarán ley de ingresos

Una de las propuestas que analizan es la modificación a la Ley de Ingresos, debido a que la administración saliente presentó un proyecto y la actual autoridad municipal tiene como plazo el mes de febrero para hacer rectificaciones.

Esta revisión pretende mejorar la recaudación y obtener recursos para atender los pendientes heredados y las principales necesidades de los ciudadanos.

Urióstegui Salgado señaló que también se busca establecer en la ley, el pago de derecho de uso de suelo de las empresas que en muchos  casos ocupan las vialidades con cableado y otros objetos, y están exentas de pago de impuestos al municipio.

Por: Carlos Soberanes

carlos.soberanes@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado