-

Tío Rodolfo ¿Qué quiere decir un golpe de estado?, preguntó Jorgito en su fiesta de cumpleaños.

Los jóvenes de secundaria compañeros de Jorge, dejaron sus platos de pastel en la mesa para poner atención lo que el hermano de doña Juanita, su mamá, iba a explicarles.

-Existen varios tipos de golpe de estado, por ejemplo en primera el político, al usar a las mismas instituciones que están a las órdenes del pueblo y del gobierno en turno pero estar en desacuerdo con la política del Ejecutivo, en segunda el de las Fuerzas Armadas, quienes no obtienen las prebendas esperadas de parte del gobierno y son dirigidas por los mandos superiores; en tercera, los intereses de empresarios locales a quienes les están cobrando demasiados impuestos o no llegan a tener los tratos especiales que tenían con administraciones pasadas; le siguen los medios informativos que dejaron de percibir el dinero que los anteriores dirigentes para propaganda del gobierno, personal o el que no dijeran las porquerías que se sabían de ellos. El descontento económico; la ciudadanía en problemas por falta de medicamentos, de alimentos, sin empleo, en marchas y manifestaciones, en concordancia con las fuerzas de la oposición política y grupos de empresariales.

-Cada caso debe de tener una razón especial. ¿Cómo es que los integrantes de su propio gabinete le quieran dar un golpe de estado si son nombrados por el mismo Presidente?, preguntó Juanita.

Don Rodolfo comenzó diciendo que a veces el Ejecutivo no explica sus decisiones y no escucha o no le importa las opiniones de su gabinete presidencial. Estos, presionados por la opinión de los diferentes grupos sociales, renuncian en general y al darle la espalda, piden la intervención de las fuerzas de la policía federal.

 

¿JORGE LE PREGUNTÓ QUIENES PODÍAN SER?

Están los intereses empresariales que no han recibido lo que esperaban, que conocen que los pasos sociopolíticos han afectado sus intereses y no encuentran una respuesta inmediata para mejorar la economía propia y de los futuros compradores que son el pueblo mismo.

Después le siguen los medios informativos, como los periódicos y las revistas, los canales televisivos y la radio, quienes han sufrido la falta de publicidad y dádivas que recibían durante gobiernos anteriores, los cuales emprenden campañas de desinformación y ataques contra el Primer Magistrado, que son los que convencen a la población de estar en contra del Presidente, aún si se trate de la “guerra sucia” que se encarga de repetir una y otra vez mentiras o insultos contra el gobierno.

 También existe el golpe de estado por parte de las fuerzas armadas, las que son obligadas por la oposición de la sociedad y se ven presionadas a usar las armas contra a quien debían resguardar.

 

INJERENCIA DE GOBIERNOS EXTRANJEROS.

En casi todos los casos aquí planteados, la injerencia de los Estados Unidos es definitiva; ya sea a través de los tristemente famosos “halcones”, quienes se introducen en cualquier reclamo popular, ya sea pacífico o amenazante contra el gobierno y lo convierte en agresivo, destruyendo puertas de negocios, quemando autos con bombas molotov y agrediendo a las fuerzas de seguridad. El cuidado de los integrantes de ese movimiento, lo convierten en agresivo.

 En varias ocasiones en que la policía y/o la Guardia Nacional tiene orden de no intervenir, se hieren a sí mismos y se dejan fotografiar para mostrar a través de los medios escritos y televisivos por todo el mundo, lo agresivo que son las autoridades en ese y en otros movimientos “pacíficos”. En muchas ocasiones intervienen militarmente, superior en soldados y armamento de última tecnología con el pretexto de que un grupo de turistas estadunidenses fueron agredidos y hasta heridos de gravedad.

Al principio lo empiezan a castigar a México, subiendo los porcentajes en los aranceles de lo que México exporta hacia su País; luego hacen enormes pedidos de alimentos y, cuando están en la frontera, deshacen el pedido y los exportadores pierden todo lo que enviaron, pues no hay ningún contrato escrito de por medio y aún si lo hubiera, siempre existen pretextos para empezar las inconformidades y los ataques de todo tipo. Esto y muchas otras cosas de lo que el gigante económico puede hacer para dar ese golpe de estado.

 

CONFLICTOS POLÍTICOS INTERNOS.

A veces existen conflictos entre poderes, como los judiciales, donde las diferentes instancias judiciales federales de los Estados de la República, en cuanto a dejar en libertad a presuntos delincuentes por el hecho de no haberle formulado adecuadamente la demanda de la fiscalía o del Ministerio Público, y por falta de alguna palabra, se le expide la libertad o en el caso de pedir un amparo, se le conceda no sólo dicho amparo, sino que se le dé la razón del caso.

 Como en lo que pasó hace poco con la ley energética en que la ley se acababa de publicar en el Diario Oficial de la Federación la aceptación de la iniciativa del Presidente y del Congreso de la Unión cuando un Juez de Distrito expidió un amparo contra esa ley e inmediatamente la dio por perdida, por lo que se vuelve caso terminado a favor del sujeto amparado por la decisión de ese juez. Mientras la Suprema Corte de Justicia le daba el apoyo al Juez de Distrito. Varios abogados aseguraron que dicho Juez se vendió a las compañías de electricidad extranjeras por varios millones de pesos.

Si la Suprema Corte no dice nada y ni siquiera le llama la atención al Juez, comienza un conflicto de intereses y la gente piensa que también la SCJN está envuelta en el lío. Entonces le llama la atención al dirigente de la SCJN y aquel le reclama airadamente por meterse en los asuntos del Poder Judicial que es autónomo y llegan a un rompimiento en que le pasa lo que a la presidenta de Brasil, señora Vilma Rosseauff, que le dieron un golpe de estado judicial, que hasta fue encarcelada.

 

PRESENCIA DE POLÍTICOS DEL EXTERIOR. 

O es posible que alguien de otro país traiga ideas reformistas, ya sean de derecha o de izquierda y comienza a dar conferencias en contra del gobierno, apoyado por partidos políticos locales de derecha y reaccionarios del mismo tipo  de corriente, por ejemplo el partido español “Vox” que llegue a advertir que el gobierno vaya a ser comunista; reúna al partido político (PAN) y siendo extranjero se meta en política del país. Entonces los millonarios de fuera, locales, los empresarios al que les están cobrando impuestos, las fábricas de comida y refrescos azucarados chatarra, se unan al movimiento El Yunque, el cual representa a lo más súper-conservador, reaccionario, anticomunista, elitista, racista, entre otras cosas de la derecha, que se pongan de acuerdo y entre todos den un golpe de estado.

-¿O sea que el pueblo debe estar preparado para evitar su presencia y hay que luchar para sacarlos del País antes de que se meta otra fuerza extranjera?, preguntó Jorgito.

- Sí hijo, hay que respaldar a nuestro presidente y al pueblo contra cualquier intento de golpe de estado.  


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado