El desenlace de la lucha por ser el gobernador del 2018 marcó el arranque de la carrera por la gubernatura morelense del 2024. Nada que con sus bemoles no haya sucedido antes, pero esta vez en medio de una inestabilidad política causada por torpezas cometidas en el ámbito local aderezadas con el descontento social que han generado las dificultades económicas de carácter nacional derivadas de la pandemia del Covid-19. Incipiente, la contienda irá tomando velocidad en la autopista de las aspiraciones de ellos y ellas. Los nombres están en medios políticos y empresariales…

y poco mencionados e incluso muchos desconocidos por el pueblo-pueblo. Aquí, la retahíla sin orden alfabético en el desconcierto de la lucha por ser gobernador o gobernadora: Rabindranath Salazar Solorio, ex senador de la República, ex director del Banco del Bienestar y actualmente subsecretario de Gobernación; Agustín Alonso Gutiérrez y Rafael Reyes Reyes, considerados como los mejores alcaldes en Morelos, respectivamente, de Yautepec y Jiutepec; la senadora Lucía Meza Guzmán y Margarita González Saravia, esta última, la secretaria de Turismo estatal que en septiembre de 2020 brincó sorpresivamente a las ligas mayores, llevada a la dirección general de la Lotería Nacional no por el presidente Andrés Manuel López Obrador sino por el secretario de Turismo nacional, Miguel Torruco Marqués; el también senador Ángel García Yáñez, cuyo partido, el PRI, tiene el mismo chance de ser gobernador que la selección mexicana de fútbol de coronarse campeón mundial del deporte de las patadas.

Y José Luis Urióstegui Salgado, puesto automáticamente en la condición de prospecto a gobernador en junio pasado cuando le ganó la alcaldía de Cuernavaca a Jorge Argüellles Victorero, quien dicho sea de paso no ha sido rescatado en un cargo del gabinete estatal... Pero si todo mundo especula con la gubernatura, pocos hablan de la próxima alcaldía citadina, y en lo único que hay consenso es que el sucesor de Urióstegui no saldrá del PES, del PRD –si éste logra conservar el registro mediante una chicana que opere la consejera presidenta del Impepepac, Mireya Gally Jordá– ni de alguno de los partidos nuevos que pasaron la prueba de “panzazo”. A manera de breviario cultural para los funcionarios foráneos, aquí los nombres de los que desempeñaron el cargo de presidente del PNR, luego PNR y finalmente PRI estatal, del que surgieron los alcaldes de Cuernavaca: Juan Salazar Pérez, Luis G. Ocampo, Joaquín Pineda, Tomás Domín Porfirio Neri, Manuel Aranda y Leandro Bermúdez Fausto Galván Campos, Santiago Chacón Durán, Diódoro Rivera Uribe, Gonzalo Pastrana Castro, Marcos Figueroa Campos, Francisco Solar Cañas, Jesús Díaz Bustamante, José Castillo Pombo, David Jiménez González, Raymundo Llera Peña, Juan Salgado Brito, Quintín Manrique Barenque, Marcos Manuel Suárez Ruiz, Joaquín Magdaleno González, Rubén Román Sánchez, Jorge Meade Ocaranza, Jorge Trade Nieto, Eduardo Mac Mahón, Luis Manuel González, Francisco Argüelles, Jorge Martínez Salgado, Laura Catalina Ocampo, Marisela Sánchez Cortés, Guillermo del Valle y etc., etc. Algunos ya no están en el mundo de los vivos, otros se hicieron ancianos y unos más se hallan en el umbral de la tercera edad. Varios repitieron: David Jiménez González y Juan Salgado Brito.

El récord de permanencia fue para Marcos Figueroa (1965-70), seguido de Jesús Díaz Bustamante (1972-76) y Marcos Manuel Suárez (1982-87). Y el actual, Jonathan Márquez Godínez, el más joven y al que le tocó lidiar el Morelos donde el PRI no ha ganado una elección de gobernador desde 1994… (Me leen después).

Por: José Manuel Pérez Durán / jmperezduran@hotmail.com 


Las opiniones vertidas en este espacio son exclusiva responsabilidad del autor y no representan, necesariamente, la política editorial de Grupo Diario de Morelos.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado