Emma Coronel, la mujer del narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, se declaró culpable este jueves de ayudar al capo en sus operaciones de tráfico de estupefacientes.

Coronel, de 31 años, fue detenida el pasado febrero en el aeropuerto de Washington, acusada de colaborar en los negocios criminales del Guzmán.

A la ex reina de la belleza se la acusó de un cargo de conspiración para introducir cocaína, metanfetaminas, heroína y marihuana en Estados Unidos.

Al haberse declarado culpable, la esposa de Guzmán podría ver reducida su condena.

Joaquín "El chapo" Guzmán fue durante años el jefe del Cártel de Sinaloa, uno de los grupos criminales más violentos y conocidos de México.