Grupo Xcaret, propietario del parque Xenses pagará una multa de 150 mil pesos por el “error humano” que causó hace unos días la muerte de Leo Luna, adolescente de 13 años, oriundo de Durango, informó el titular de la dependencia, Francisco Poot.

El funcionario dijo que el personal del parque temático Xenses, debió aplicar el mecanismo de Prevención y Seguridad, en donde se indica que cuando hay algún accidente como primer respondiente tienen que activar protocolos, brindar los primeros auxilios, aplicar medidas de Reanimación Cardio Pulmonar (RCP) y llamar al número de emergencia 911; medidas que nunca activaron.

Poot recordó que representantes de Xenses argumentaron que aplicaron sus protocolos de seguridad y que el menor salió vivo del parque, pero la dirección de protección civil desconoce si entraron en acción las brigadas de seguridad, pues se le avisó de la situación días después.

Afirmó que el mismo personal del parque le garantizó que el percance fue causado por un error humano, pues al brindar mantenimiento no autorizado a la zona se dejó abierta una rejilla por la cual el muchacho fue succionado.

Indicó que aun sigue el proceso que inició la Fiscalía General de Quintana Roo, por la queja en contra de servidores públicos del municipio de Solidaridad por posibles irregularidades en la investigación de la muerte del menor Leonado Luna.

Además, el padre de Leo, Miguel Ángel Luna Calvo, presentará denuncia en contra del Grupo Xcaret, operador de varios parques temáticos en el Caribe Mexicano, lo que busca dijo a medios nacionales, es que no se vuelva a repetir otro accidente.