Esta tarde se informó de la detención en Acapulco del ex gobernador poblano Mario Marín.

El Gobierno de Puebla reconoce a la @FGRMexico su labor de inteligencia para lograr la detención de Mario Marín Torres, esperando que la justicia se aplique con rigor, dijo en Twitter el gobernador Miguel Barbosa.

Contra el ex mandatario pesa una orden de aprehensión por su presunta responsabilidad en el delito de tortura en agravio de la periodista Lydia Cacho. El delito del que se le acusa fue consignado bajo el sistema de justicia penal mixto, es decir, está tipificado como grave y no alcanza la libertad bajo caución.

En las próximas horas, el ex gobernador será trasladado a Cancún, Quintana Roo, para ser puesto a disposición de la autoridad que lo requiere.

En abril de 2019, la magistrada María Elena Suárez, titular del Primer Tribunal Unitario Vigésimo Séptimo Circuito, ordenó la aprehensión del ex gobernador así como del empresario Kamel Nacif, por su presunta responsabilidad en la tortura de Lydia Cacho, delito cometido en 2005.

También se ordenó la captura del ex jefe de la Policía Judicial de Puebla, Juan Sánchez Moreno, y del ex subdirector de Mandamientos Judiciales, Hugo Adolfo Karam.