Buenos Aires. - Luis Antonio Avilés Ferreiro volvió a poner el nombre de Cuautla y de Morelos en lo más alto del atletismo mundial, al colgarse la medalla de oro en los Juegos Olímpicos Juveniles en Buenos Aires, dentro de la prueba de los 400 metros planos.

El corredor cuautlense registró un tiempo de 46.78 segundos en el segundo heat final, que sumado a los 47.75 segundos del primero dio un total de 1:34.23 segundos, superando a Kennedy Luchembe, de Zambia, con 1:34.34 y al metal de bronce Nicholas Ramey, de Estados Unidos.

El morelense recordó el sacrificio para llegar hasta este punto y le dedicó la presea a sus seres queridos, “es un orgullo poder entregar una medalla en los 400 metros que es algo complicado, pero sí se pudo. Esta medalla va para mi familia, mi país y mi abuelo que en paz descanse”.

Respecto a la competencia, Avilés Ferreiro dijo, “Me llevo un aprendizaje enorme, este resultado dice que se tiene que seguir entrenando, prepararse más, ser mejor, más perseverante y disfrutar el momento que se vive”.

“Vamos a seguir trabajando para que las cosas no se repitan de igual manera, sino que cada vez sean mejores, ahora a seguir adelante y disfrutar”, señaló aún con los sentimientos frescos después de lograr este suceso histórico para el deporte tlahuica.

Ahora, el velocista fijará su objetivo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, buscando superar lo hecho por atletas como Alejandro Cárdenas y Ana Gabriela Guevara, también especialistas en 200 y 400 metros planos. 

Avilés suma una medalla más a su historial, después de las obtenidas en Olimpiadas Juveniles.

Carlos López 
[email protected]