Después de tres años de convivencia, trabajo en equipo, gratos recuerdos y experiencias inolvidables, se despiden jóvenes preparatorianos con una velada de música y baile.
En compañía de sus padres, familiares, directivos y amistades, los alumnos del nivel medio superior realizaron su último pase de lista y compartieron en una memorable noche, el adiós a la escuela para comenzar su camino universitario. 
Con las mesas decoradas con mantelería en color rojo, cristalería y rosas como centros de mesa, graduados e invitados disfrutaron el menú, que tuvo como entrada  crema de jitomate asado con zanahoria, medallón de pollo relleno de queso y jamón en salsa de morita, como plato fuerte y flan o crepa con helado de vainilla de postre. 
Con las mejores canciones del momento y música de banda, los asistentes pasaron a  la pista de baile para mostrar sus mejores pasos y entonar sus canciones favoritas. ¡Felicidades, graduados! 

Por: Mariana García
[email protected]