JOJUTLA, MORELOS.- “La búsqueda sigue y no vamos a parar hasta encontrarla del modo que sea”, aseguró Rosa Isela Sotelo Zúñiga, quien desde hace un año y dos meses su hija Yámile, de 12 años fue secuestrada cuando se dirigía hacia su escuela en la comunidad de Santa Rosa 30, en Tlaltizapan.
Ayer acudió a las diligencias que se llevan a cabo en el panteón de la colonia Pedro Amaro, de Jojutla, donde manifestó que tras no tener noticias de su hija desde el 11 de enero del año pasado, la Fiscalía Regional Sur inició con las indagatorias logrando la detención de dos personas, sin embargo, pese a esto no ha tenido información de su pequeña.
No obstante, aseguró que no perderá la esperanza y confía en tener datos sobre Yámile, además de llevar ante la justicia a quienes privaron de la libertad a su hija, por ello ya se ha tomado muestras de ADN ante diversas instancias.
Dijo que ha sido un año y dos meses de sufrimiento, de desesperación y por momentos quiere abandonar su deseo de dar con su hija, pero su esperanza es más grande, incluso una de las líneas de investigación tiene que ver con la trata de personas.
“Tenemos que seguir, tenemos que seguir y tenemos que encontrar una respuesta, una verdad y después la justicia, no nada más para mi niña, son muchas niñas, niños de todas las edades y solo queremos saber; que -las autoridades- no nos dejen de apoyar como hasta ahorita”, agregó.

Por: Omar Romero /  [email protected]
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...