Otto, el perro que mató a un menor de casi tres años en la colonia El Mirador, en diciembre pasado, se salvó de ser sacrificado, luego de que tres asociaciones protectoras de animales defendieran su vida.

El director de Protección Civil de Tlaltizapán, Francisco Espinoza, dijo que pese a que se había anunciado su sacrificio el miércoles, se replanteó el tema debido a la protesta y defensa de las asociaciones.

Informó que en breve, se reunirán las áreas involucradas en el caso para determinar que procede y luego, citarán a los integrantes de las asociaciones defensoras para que la próxima semana se defina qué pasará con Otto.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...