Cuernavaca, MORELOS.- La Secretaría de Administración es la única con facultades para aplicar descuentos a los trabajadores del Poder Ejecutivo, aclaró el titular, tras las amenazas de este tipo que han recibido empleados sindicalizados que se resisten a participar en marchas y protestas.
Alberto Barona Lavín puntualizó que los trabajadores adheridos al Sindicato Único de Trabajadores del Poder Ejecutivo y Entidades Paraestatales del Estado de Morelos (SUTPEEPEM) deben tener claro que la organización no tiene ninguna facultad para hacer, u ordenar, que se apliquen descuentos económicos a sus miembros.
La aclaración tiene qué ver con las amenazas de las que han sido objeto los sindicalizados para que participen en marchas contra el decreto de la reforma a la Ley Orgánica del Instituto de Crédito.
Puntualizó que el único facultado para descontar días a los empleados, de acuerdo con la ley laboral, es el patrón.
Estos descuentos sólo pueden aplicar por faltas injustificadas a su centro de labores y la Secretaría de Administración es la única facultada para analizar las inasistencias y determinar los descuentos de las nóminas.
Barona Lavín dijo que, como responsable del área de los recursos humanos del Poder Ejecutivo, es respetuoso de las decisiones del sindicato y confía que el problema interno que actualmente enfrenta será aclarado conforme a derecho.
Pero fustigó las amenazas que gente que no está acreditada legalmente como los representantes del sindicato, está haciendo a los trabajadores, como la de “descontarles” tres días de sueldo si no se presentan a las movilizaciones contra el decreto de la reforma a la ley del Instituto.
El secretario reiteró que, de acuerdo con el análisis jurídico del gobierno del estado, las modificaciones no tienen implicaciones negativas para sus afiliados.

"Creo muy importante que logremos entender el objeto y motivo de la reforma porque la información imprecisa provoca incertidumbre y hay personas interesadas en generarla.” Alberto Barona Lavín, srio. de Administración

Por: Antonieta Sánchez /  [email protected]