CUERNAVACA, MORELOS.- Ningún Gobierno municipal podrá evitar la comprobación del presupuesto 2017, escudándose en los daños que haya sufrido el palacio municipal y en el probable extravío de expedientes y archivos contables.
El titular de la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización (ESAF), Vicente Loredo Méndez, advirtió que los alcaldes no pueden aprovecharse del problema coyuntural que atraviesan sus municipios por el impacto que tuvo el terremoto del 19 de septiembre, para no cumplir con la rendición de cuentas.
Dijo que la revisión de la cuenta pública del año en curso debe llevarse a cabo conforme lo establece la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas del Estado de Morelos, aprobada en julio de 2017 por el Congreso.
Para el caso de los municipios en los que el edificio del ayuntamiento se desplomó o sufrió graves daños con el temblor, durante los trabajos de rescate y limpieza deberá tratarse de preservar los archivos.
“En el último de los casos, hay otros mecanismos, como la información que los gobiernos municipales deben publicar en las páginas de transparencia, que pueden servir para cumplir con la rendición de cuentas”, dijo.
El órgano fiscalizador actualmente está laborando en una sede temporal debido a que el edificio que ocupa también sufrió daños, aunque mínimos, que deben ser reparados para que el personal lo pueda ocupar con seguridad.
Estos trabajos durarán, por mucho, un par de semanas, en cuanto inicien, comentó el auditor.
Agregó que esto está complicando la labor de fiscalización en estos momentos, pero una vez que las cosas vuelvan a la normalidad, en la dependencia retomarán el trabajo de revisión del gasto de los entes públicos.
Comentó que la petición que les hizo es que tengan calma y que esperen a que concluyan las labores de reconstrucción para que traten de recuperar la mayor parte de la documentación porque no es posible que la dependencia les dé por anticipado un “borrón y cuenta nueva” sobre el gasto 2017.

"Algunos ediles ya quisieron aprovecharse de la situación y lo primero que creyeron fue que la contabilidad no iba a ser rescatada.” Vicente Loredo Méndez, titular de la ESAF.

 

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ / [email protected]