Y, ¿cómo se conocieron?", le preguntas a tu amigo quien dice estar saliendo con alguien. Tu amigo hace caras raras antes de decir: "Oh, pues, ya sabes..." mientras calcula 50,000 posibilidades, unas en donde admite que fue a través de Tinder, otras en donde evalúa si mentir al respecto. "Ummmmm", dice mirándote de reojo, antes de lanzar un murmullo fugaz: “fue por Tinder.”

"Y no es que lo haya usado por mucho tiempo. Solo un par de veces (tal vez tres) y ahora pues ya lo eliminé y borré mi perfil y no pienso usarlo jamás... así que... ya sabes".

Y así, a pesar de que Tom Hanks y Meg Ryan protagonizaron You've Got Mail en 1998, las citas online todavía parecen tener un cierto olor, y Tinder pues es simplemente innombrable.

Estas afirmaciones se reflejan en una reciente encuesta realizada por YouGov a 1,014 personas, que encontró que al 53 por ciento de los millennials les avergüenza admitir que conocieron a alguien a través de una aplicación.

De todas las aplicaciones o páginas web, Tinder y Bumble son ampliamente consideradas las menos cool. En una escala de respetabilidad, eHarmony logró 49+ mientras Tinder solo consiguió un 6+. Nadie pareció convencido con el énfasis de Bumble en la igualdad de género así que también le dieron un 6+.

Esto se explica, según la empresa detrás de la encuesta, porque eHarmony goza de cierto aire de solemnidad al estar asociada a relaciones de largo aliento, a la monogamia, mientras Tinder es asociada a citas de sexo casual. Independientemente de esto, ambas plataformas son prácticamente igual de conocidas: eHarmony fue identificada por el 92 por ciento de los encuestados, y Tinder, por el 91 por ciento.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...