compartir en:

Desde muy temprano, Dulce Flores y José Eduardo Espinoza se dieron cita en la Parroquia de Santa María Madre de la Misericordia para llevar a cabo el bautizo de su pequeña hija Nina Isabella Espinoza.
Gerardo Tovar fue el sacerdote encargado de realizar este rito religioso; Isabel Romero y Carlos Flores fueron los padrinos de Nina Isabella y le entregaron una vela, la conchita y la biblia, además de haberle obsequiado el ropón que utilizó en la ceremonia y una hermosa medallita.
El párroco expresó a los asistentes la importancia del bautismo y explicó que se renuncia a todo pecado, dejando la puerta abierta para recibir a Dios en sus corazones.
Al término de la misa, todos se reunieron en Hostería Las Quintas para disfrutar un rico desayuno buffet que incluyó jugos de papaya, melón, sandía, naranja y toronja, chilaquiles verdes, frijoles refritos, cochinita pibil, tinga de pollo, entomatado de res, molletes, hot cakes, café y pan dulce.
Durante este bonito festejo, todos los asistentes se mostraron muy contentos por el sacramento que recibió la pequeña Nina Isabella, quien recibió muchos regalos de sus seres queridos. 
Por: Jackeline López