Un Tribunal Unitario en Materia Penal de la Ciudad de México negó el amparo solicitado por el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte y confirmó la legalidad del auto de vinculación a proceso que se le dictó por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

 

Así, el magistrado Ricardo Paredes Calderón, en el juicio de amparo 46/2017, negó la protección de la justicia federal a Duarte de Ochoa y determinó que es constitucional y apegado al Código Nacional de Procedimientos Penales (CNPP) el auto que le fue dictado por un juez federal.

Señaló que los datos de prueba presentados por la Procuraduría General de la República revelan, hasta este momento, que existió una organización criminal dedicada a desviar recursos públicos del Gobierno del Estado de Veracruz, mismos que fueron dispersados a través de diversas acciones, con la finalidad de ocultar su origen ilícito.

La resolución precisa que se desestimaron las razones por las cuales la defensa de Duarte, encabezada por el abogado Marco Antonio del Toro, señalaba que los derechos de su cliente habían sido violados en la audiencia en la que se le vinculó a proceso.

De esta forma, el magistrado Paredes Calderón determinó que existen elementos suficientes para continuar con la investigación que se realiza al exgobernador por los delitos señalados.

De acuerdo a las reglas del Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, el que se le haya vinculado a proceso y negado el amparo, no prejuzga sobre la culpabilidad del quejoso, pues precisamente en el desarrollo de la investigación, podrá ofrecer pruebas para desvirtuar los señalamientos que existen en su contra", señaló el juzgador.