compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- “Yo me atengo a lo que decida el Congreso del Estado, como me atuve a lo que dijo el organismo electoral cuando era electo Cuauhtémoc”, expresó categórico Graco Ramírez Garrido Abreu, gobernador de Morelos, respecto de un probable pacto para revocar el mandato del actual alcalde de Cuernavaca.
Luego de que un medio nacional especulara sobre un acuerdo del Partido Acción Nacional (PAN) con el mandatario de Morelos para allanarse el camino hacia las elecciones de 2018, éste dijo al reportero Justino Miranda que esas  versiones son absurdas, ridículas, infantiles…, para favorecer a su hijo o al Partido de la Revolución Democrática (PRD).
Tras hacer hincapié en que no ha hecho ningún acuerdo de tal índole y que ha tratado con respeto a Cuauhtémoc Blanco, el mandatario dijo, sin embargo, que hay evidencias de irregularidades en la elección del alcalde capitalino.
“Respeto la convicción de los diputados, y no sólo son los diputados del PRD, sino todos los diputados o casi todos. No es el PRD ni Rodrigo Gayosso, dirigente del PRD”, ilustró el mandatario estatal en la entrevista.
Con similar determinación, el Gobernador Graco Ramírez negó haber negociado con el diputado Julio Yáñez (PSD) la presunta expulsión de Cuauhtémoc Blanco de la alcaldía, como se interpretó de una grabación filtrada a los medios de comunicación.
“(Julio) me quiso buscar, le dije que no, que prefería después verlo porque no quería aparecer como parte de un conflicto del que no forme pate, ‘Yo no soy parte de ese conflicto’, le dije”, detalló Graco.
El mandatario morelense dio contexto a lo que está sucediendo en torno a la situación del presidente municipal de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, al señalar que hay una probable violación a la Constitución en la elección que rebasa el ámbito estatal.
Tras descartar que el caso de Cuauhtémoc Blanco sea cosa juzgado, aunque sea en el terreno electoral, informó que en cuestión de días podrán surgir noticias sobre aquellos que falsificaron documentación en el más reciente proceso electoral de la entidad.
Aun así, de avanzar el proceso que se le sigue a Blanco Bravo en el Congreso del Estado, dijo, por encima todo debe imperar la presunción de inocencia y el obligado desahogo de pruebas de ambas partes para determinar lo conducente en el proceso.

Postura. El Gobernador Graco Ramírez durante la entrega de apoyos del Programa Estratégico de Seguridad Alimentaria. El mandatario aseguró que se atendrá a lo que decida el Congreso en el caso Cuauhtémoc Blanco.

Por: Ddm Redacción / [email protected]