compartir en:

El presidente Nicolás Maduro anunció un cambio en el esquema laboral de Venezuela con el que se decreta todos los viernes de abril y mayo  como "días no laborales".

La medida busca reducir en un 20% el consumo de energía eléctrica, pues Venezuela enfrenta una fuerte sequía ocasionada por el fenómeno climático El Niño que ha disminuido los niveles de la represa del Guri, principal reserva hidroeléctrica del país.

El plan de atención de emergencia durará 60 días y entrará en vigor a partir de este mismo viernes 8 de abril. El presidente pidió "conciencia extrema" de los venezolanos en el uso de electrodomésticos, aire acondicionado y secadoras de cabello.

"Vamos a poder pasar el momento más difícil, de mayor riesgo, y estoy seguro que lo vamos a superar con la menor afectación. Si no logramos impactar el ahorro residencial, todas estas medidas sencillamente no sumarían lo suficiente", dijo Maduro el martes por la noche en un mensaje a la nación.

Otra de las recomendaciones del gobierno venezolano es que las centros comerciales amplíen sus jornadas de auto generación de 4 a 9 horas. La represa  Gurí alimenta 3 centrales hidroeléctricas del estado Bolívar, que generan cerca de 60% de la energía eléctrica en el país.

Al momento la medida tiene como principal objetivo a los trabajadores del sector público, pero se desconoce si las empresas privadas se sumarán a la iniciativa.

Con información de El Mundo