Personal del servicio de emergencias rescató los cuerpos de un adulto y un niño que murieron ahogados en la presa San Isidro, ubicada en  Teotihuacan, Estado de México. 

Las víctimas identificadas como Enrique y Carlos, de 10 años de edad, fallecieron en  el caudal luego de que el pequeño accidentalmente cayera al agua, por lo cual el señor inmediatamente se sumergió para salvarlo.

De acuerdo con las autoridades, el menor de  10 años de edad se encontraba jugando en las orillas del embalse cuando de pronto cayó, por lo que el hombre al percatarse de la situación de inmediato acudió a su auxilio. 

No obstante, una vez que el adulto junto con el pequeño intentaron salir de la presa, les fue imposible y quedaron atrapados, hasta que murieron ahogados.

Tras una alerta por parte de operadores del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano (C5), bomberos y elementos de  Protección Civil acudieron al lugar para implementar un operativo y ubicar a los cuerpos de ambos. 

Luego de varias horas de búsqueda y con el apoyo de buzos lograron localizar y rescatar los cadáveres. 

Una vez que sacaron los cuerpos, la madre de Carlos ya se encontraba en el lugar para identificar a su pequeño hijo. 

Finalmente los cadáveres fueron trasladados al anfiteatro del palacio municipal de Teotihuacan, donde el personal forense les realizara la necropsia.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado