compartir en:

Al abrocharse sus patines, niños de todas las edades lucieron emocionados por rodar a gran velocidad  al ritmo de diversos temas en español y en inglés, mientras se divertían en esta actividad física. 
“Fast car”, “Lush life”, “Pillowtalk”,
“Work from home”, fueron las canciones con las que los presentes patinaron con sus mejores amigos cantando con muchas fuerzas estas melodías, al mismo tiempo que se divirtieron al hacer piruetas y difíciles trucos. 
Luego de tanta emoción,  padres e hijos disfrutaron deliciosos bocadillos en la fuente de sodas, compartiendo gratas experiencias en el circuito. Cabe mencionar, que algunos pequeños con el apoyo de maestros pudieron aprender a patinar como expertos. 

Por: Alfredo Valdez