Evitan que un guardia los eche de una plaza comercial en Silao, Guanajuato; les 'disparan' las palomitas, refresco y algo más... 

El gerente de la sucursal de Cinépolis, ubicada en una plaza comercial de Silao, Guanajuato, evitó que un guardia de seguridad echara de las instalaciones a unos niños de la calle que se encontraban en el lugar.  

Y no sólo eso, al ver lo que acontecía, un joven invitó a los menores palomitas, refresco y entradas para disfrutar de una película.

Este hecho sucedió casi un mes después de que fuera repudiada en redes sociales la actitud de una gerente en Tabasco de estas cadenas de cines, quien discriminó a un niño descalzo que, aún con boleto pagado, fue sacado de la sala.