compartir en:
Embed video: 

Desde el temblor que sacudiera el sur y centro de México, el pasado 7 y 19 de septiembre, la ayuda no cesa: rescatistas, jóvenes, adultos e incluso apoyo del extranjero y de Latinoamérica, hasta los perros en busca de personas, han venido en auxilio.

Todos ellos han dado la vuelta al mundo en redes sociales, incluso la perrita rescatista, perteneciente a la Marina, “Frida”, se ha convertido en una sensación, muchos internautas piden que sea elaborada una estatua en su honor.

Niño se roba el corazón de todos

Sin embargo, un pequeño niño es quien ha destacado por su labor: entregar dulces a todos aquellos que ayudan a los damnificados.

Viste un chaleco azul, pantalones negros y un casco blanco.

En el video, el menor con una bolsa negra, empieza a repartir los caramelos entre los jóvenes, quienes entre risas le agradecen la acción. A uno le responde con su voz infantil “de nada”.