El joven Tysen Benz, de 11 años de edad, se suicidó al pensar que su novia se había quitado la vida pocas horas antes, de cometer su propia muerte. Según los medios del país, el 14 de marzo el niño recibió en su habitación varios mensajes de texto con contenido oscuro provenientes del celular de su pareja por la aplicación de Snapchat. La Policía local continúa con la investigación del caso que ha ocasionado polémica en Estados Unidos.

Ubicado en la Península Superior de Michigan, el joven Tysen se perturbó del contenido de los comentarios que informaban la pérdida de la adolescente, al percatarse del lamentable suceso, se colgó de la parte interior de su ropero. 

Según el fiscal general del Condado de Marquette, Matt Wiese, confirmó que la novia de dos años mayor que el menor lo había engañado al hacerse pasar por otra persona y mandar mensajes de su supuesta muerte; no se reveló la identidad de la preadolescente que es acusada por los cargos de uso malintencionado del servicio de telecomunicaciones y el uso de un ordenador para cometer un delito. El fiscal general comentó que "la forma en que los niños utilizan las redes sociales en la actualidad en esta edad es terrible”.

"El impacto que tuvo en el muchacho tiene una conexión lógica. Él lo hizo luego de la conversación vía texto", dijo el fiscal Wiese.

El relato de la madre de Tysen, Katrina Goss, menciona que el menor inició su día de manera positiva; desde el colegio mostró una actitud entusiasta hasta llegar a casa, por ello la mujer le cocinó unas rosquillas como a Tysen le agradaban, y después lo vio subir a su habitación. Sin embargo, cuando la madre fue a ver a cada uno de sus hijos, la puerta del niño estaba cerrada; al pensar que se trataba de una broma por parte de su hijo, tomó su llave pero al ingresar no lo encontró, ella imaginó que estaba escondido en alguna parte del cuarto.

“Entré y creí que se estaba haciendo el tonto. Terminé encontrándolo en el closet… traté de ayudarlo y de levantarlo. Gritaba. Le pedí a mi hijo mayor que llamara al 911. Mi hijo más pequeño estaba chillando”, fue lo que comentó la mujer al medio The Washington Post.

Al lugar llegaron los paramédicos para revivirlo pero no tuvieron esperanzas, fue trasladado al hospital local y durante tres trágicas semanas se confirmó que el jueves pasado murió. La madre del menor hace responsable a la niña, declaró al Daily Mail.

“Era tan inocente. Nadie le advirtió que era una broma”, dice Katrina Goss.

Hasta ahora las autoridades tratan de obtener el acceso a la aplicación para recuperar el contenido de los mensajes que fueron enviados por la niña a través de la cuenta de uno de sus amigos, que intentaron hacer que Tysen cayera en la farsa.

Con información de Sin Embargo.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...