Una niña de 11 años nunca imaginó que su infancia se vería interrumpida para cambiarla por completo luego de sufrir una violación en Estados Unidos.

Sherry Johnson quedó embarazada a la edad de los 11 años luego de haber sido abusada sexualmente y además fue obligada a casarse con su agresor, cosa que la pequeña niña a su corta edad no podía comprender.

"Mi mamá me preguntó si quería casarme, y yo le contesté que no sabía, le dije que qué era el matrimonio, que cómo tenía que actuar como esposa", comentó en una entrevista al diario estadunidense The New York Times.

Para la familia de la niña lo único que importaba era "evitar el escándalo" por lo que buscaron todas las formas posibles de casar a su hija.

A pesar de que el matrimonio infantil es legal en el estado de Florida, un funcionario de Tampa se negó a emitir una licencia que avalara el matrimonio pero eso no frenó los planes de la familia y buscaron casarla en otra ciudad.

El matrimonio entre Sherry y su violador fracasó pero el daño ya estaba hecho pues tuvo que abandonar sus estudios y dedicarse a cuidar a sus 9 hijos, producto de las múltiples violaciones.

Actualmente, luego de pasar ese terrible trago amargo, Sherry busca terminar con el matrimonio infantil en Estados Unidos, pues más de 167 mil jóvenes menosres de 17 años fueron unidos en matrimonio entre 2000 y 2010 en 38 estados norteamericanos.

Una gran mayoría de los matrimonios infantiles son de niñas y hombres adultos. Tal relación sexual a menudo viola las leyes sobre abusos de menores, pero el matrimonio a veces hace que sea legal.

En este país al igual que en países africanos y asiáticos, las razones para realizar estos enlaces se relacionan particularmente con cuestiones de índole cultural y religiosas.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...