JIUTEPEC, MORELOS.- Payasadas y malabares ofrece el Grupo PayAmor, en 40 segundos. El COVID-19 obligó al cierre de plazas públicas, circos y cualquier sitio que les permitiera presentar su show, pero la necesidad de llevar comida a sus casas los llevó a realizar mini espectáculos en un transitado crucero.
“Quisiéramos quedarnos en casa, pero no podemos, el COVID-19 llegó por sorpresa, no estábamos preparados porque vivimos al día”, dijo el payaso Kiwi, quien, junto a sus compañeros, decidió salir para buscar alimentos.

Todos los días, desde muy temprano, se instalan en bulevar Cuauhnáhuac, a la altura de las Torres de Civac. Se preparan y cuando el semáforo se pone en rojo toman la calle y presentan su espectáculo.

Ellos dejaron el miedo y salieron por necesidad, porque atrás de ellos hay una familia que alimentar, por lo que piden ayuda a la población a cambio de mostrar sus habilidades y lograr una sonrisa buscan un producto de la canasta básica u alguno que les permita cubrir sus necesidades.

“Todos tenemos familia, casi todos con hijos pequeños que necesitan pañales, leche y muchas otras cosas; sabemos que muchos estamos en las mismas condiciones, pero nos hemos dado cuenta que ayuda quien quiere, no quien puede. Por aquí hemos visto pasar alcaldes, diputados, regidores y muchos funcionarios y ni una moneda nos dan, al contrario, suben sus vidrios, pero también hay personas nos regalan una moneda y una sonrisa”, dijo el payaso Termómetro.

También lamentan el caso de dos de sus compañeros, uno de ellos quien fue desalojado de su casa por falta del pago de la renta.
Mientras que otro de ellos, originario de Acapulco, pero con 10 años en Morelos, no cuenta con una casa, solo un pequeño terreno en Yautepec, en donde está intentando levantar su casa con pedazos de madera que recolecta, pero que los fuertes vientos y la lluvia recientes no le permiten avanzar.
Los payasos y malabaristas confían en que pronto puedan regresar a su trabajo, por lo pronto seguirán dando su espectáculo por unas monedas, eso sí, usando cubrebocas, gel y sana distancia.

Necesidad los obliga a salir de casa
‘No estábamos preparados; vivimos al día’

Payasos y malabaristas se ganan unas monedas en cruceros, para llevar alimentos a sus familias
Mini espectáculo. Las acrobacias apenas duran algunos segundos.Foto: Marcela García / Diario de Morelos

Por: Marcela García
marcela.garcia@diariodemorelos.com