compartir en:

México.- La atención integral a las víctimas de la violencia, de abusos y crímenes constituye una deuda y un requisito que debe atenderse para superar la coyuntura que enfrenta el país y fortalecer el Estado democrático de derecho en aras de reconciliación y sentar las bases para lograr una cultura de paz, afirmó el ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez.

Al participar en la Segunda Conferencia Anual Violencia y Paz: Diagnósticos y Propuestas para México, sostuvo que sólo así será posible recuperar la convivencia pacífica entre las personas que nos han arrebatado la violencia, impunidad, corrupción, desigualdad y exclusión, entre otros fenómenos.

Señaló que toda política pública o acción que aspire a ser efectiva debe tomar en consideración la opinión de las víctimas, así como de periodistas y defensores de derechos humanos, que no necesitan medidas paliativas mediante declaraciones puramente formales o estructuras burocráticas inoperantes.

En el contexto de violencia e inseguridad que enfrenta el país en algunas regiones, el periodismo contribuye en la construcción de una cultura de paz, mientras se han recrudecido los ataques contra periodistas y comunicadores, que han adquirido relevancia especial por un alarmante e inusual aumento, enfatizó el titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En este marco, comentó que la violencia contra periodistas y comunicadores es una forma de censura, un desafío para la justicia que la sociedad reclama y un retroceso en el camino para la construcción de la paz.

De tal suerte, consideró urgente que se articulen y coordinen esfuerzos y capacidades para su abatimiento, pero, sobre todo, para su prevención con un compromiso real, eficiencia, pertinencia y dignidad, aseguró.

En el auditorio “Sebastián Lerdo de Tejada” del Senado de la República, propuso también generar una política pública integral de protección a periodistas y defensores de derechos humanos, que propicie un entorno adecuado para el desarrollo de sus labores y les permita una protección real, digna y pertinente.

Al acto, organizado por El Colegio de México (Colmex) y auspiciada por la CNDH y el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, estuvo presente el secretario general del Colmex, Gustavo Vega.

Además, Gerardo Esquivel, del Instituto Belisario Domínguez; Javier Velázquez Moctezuma, director del Área de Neurociencias de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), y Roberto Mercadillo, investigador de esa casa de estudios.