compartir en:

México.- Los Suns de Phoenix realizaron un entrenamiento ligero para tratar de olvidar lo ocurrido el jueves ante los Mavericks de Dallas, en un juego en donde la zona defensiva se perdió y no quieren que eso se repita hoy.
Sin presión y con alegría en la duela, los jugadores tomaron el día de ayer con tranquilidad y a pesar de haber sumado una derrota en tierras mexicanas donde tiene una noble afición, se sienten con la serenidad de poder hacer un buen juego ante los Spurs.
Mientras asimilan aquel episodio en el primer juego de dos que sostendrán, los jugadores se muestran amables y están contentos por su paso en México, pero sobre todo, porque han visto que la afición capitalina es leal y en cada momento los apoyaron.
Los Soles volvieron a mostrar su debilidad en la zona baja, por eso permitieron 113 puntos de los Mavericks y no quieren repetir la misma historia ante los Spurs.
NTX