México.-  La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) anunció la segunda extensión de la sonda espacial Dawn en el planeta enano Ceres, objeto más grande en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter.

La agencia espacial estadunidense tiene previsto para esta nueva etapa que la nave descienda a altitudes jamás exploradas en Ceres. El dispositivo artificial continuará en el planeta enano durante el resto de su investigación y seguirá en una órbita estable de forma indefinida.

El equipo de vuelo de la misión estudia formas de maniobrar a Dawn en una nueva órbita elíptica, que lleve a la nave espacial a menos de 200 kilómetros de la superficie de su objetivo, en lo que será su encuentro más cercano, destacó la NASA en su página de Internet.

Entre las prioridades de la extensión de misión, los científicos buscarán obtener datos sobre el número y energía de los rayos gamma y neutrones, información importante para comprender la composición de la capa superior de Ceres y la cantidad de hielo que contiene.

La nave también tomará imágenes de luz visible de la geología de la superficie de Ceres, así como, mediciones de la mineralogía del planeta enano.

La extensión de la misión permitirá a Dawn estar en órbita mientras Ceres tiene su encuentro más cercano al Sol, el próximo abril de 2018. Donde obtendrá datos sobre el vapor de agua que se produce en la superficie.

De acuerdo con la NASA, Dawn no aterrizará ni se estrellará contra Ceres, además estiman que continúe operaciones hasta la segunda mitad de 2018.