compartir en:

“Todo este tiempo yo luché por mi hermano, hasta ahora que me lo van a dar, yo no tenía papeles como un acta de nacimiento o una fe de bautizo, por eso no me lo dieron, yo busqué y no estaba registrado mi hermano, siempre fui a ver a mi hermano al Semefo pero no me lo quisieron dar por falta de papeles”, relató Cirila Delgado Arzate, tras casi cuatro años de espera, luego de que le entregaran el cadáver de su hermano Apolinar, quien el primero de noviembre del 2013 fue atropellado por una ruta en la avenida Plan de Ayala, de Cuernavaca.
Apuntó que por Derechos Humanos se enteró que dentro de las fosas de Tetelcingo y posteriormente en gavetas del Panteón Jardines del Recuerdo estaba el cuerpo de su hermano, por ello indicó estar feliz de recibir el cadáver de su familiar y poder enterrarlo en la colonia la Laja, de Jiutepec.