Cuernavaca.- Veintucuatro años han pasado desde que el morelense Narciso González, ex boxeador, viviera la mayor experiencia de su vida, misma que marcaría el resto de su carrera amateur. 
Los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 resultaron la cúspide de la carrera de Narciso González, momentos que aún tiene presentes en su memoria.
“A pesar del tiempo que ha pasado sigo recordándolo como si hubiese sido ayer; aún tengo varias escenas y momentos que viví y creo que es algo que dudo mucho lo vaya a olvidar algún día”, dijo a Diario de Morelos.
El ahora entrenador estatal, recordó aquella justa veraniega en España, en la que pasó de la felicidad a una gran tristeza.
“Desde luego que disfruté los Juegos Olímpicos. Es una adrenalina padrísima e inolvidable; convivir con atletas de todo el mundo, grandes celebridades; tuve la fortuna de estar cerca del ‘Dream Team’,  es algo que te deja marcado”, dijo.
Sin embargo, el morelense cayó en su primera pelea, con lo que se esfumó el sueño de regresar con la medalla a casa.
“Fueron los días más feos y sin sabor de mi vida, porque tú te preparas con la ilusión de algo y no llega, después de eso se acaba todo”, mencióno con un rostro demasiado serio.
Ya con una sonrisa, el originario de Cuernavaca sabe que fueron más las cosas positivas de esta aventura, al considerar como un grandísimo orgullo el vestir la camiseta de su país, pero sobretodo representar con mucha dignidad a Morelos.
Por último, Narciso recordó que durante su carrera nunca dio nada por perdido, dejando en el ring alma y corazón en cada pelea que disputó.
“Durante mi estancia en el deporte y como seleccionado nacional siempre salí con la idea y la ilusión de subirme al pódium; afortunadamente la mayoría de todos los torneos en los que participé representando a mi país lo conseguí.
“Estaba acostumbrado a eso y que me sucedieralo malo en Juegos Olímpicos me hizo sentir muy incomodo”, finalizó.

Pronostica dos metales 
El ex pugilista morelense, y parte de la selección nacional Olímpica de Barcelona 1992, Narciso González, asegura que el equipo mexicano de box para Río 2016 tiene posibilidades de subir al pódium.
“Será muy difícil conseguir un metal, pero creo que hay una o quizás dos posibilidades de colgarse los metales; tengo la confianza de que los peleadores harán todo por lograr el objetivo y conseguir ese sueño”,dijo.
Sin embargo, el Mundialista, en Rusia 1989, consideró que no ha cambiado mucho la preparación de los deportistas, misma que debe ir evolucionando, aunque reiteró que  “sí hay uno o dos chavos que tienen esa calidad que se necesita para ganar una medalla olímpica”. 

Es una gran emoción vivirlos (Juegos Olímpicos), una de las experiencias más grandes de toda la vida; son días de mucha ansiedad, mucha adrenalina y de una emoción de cumplir mi sueño en el deporte.”

Narciso González, ex boxeador olímpico.

Por: Diego García
[email protected]