compartir en:

México.- La nanotecnología jugará un papel crucial para preservar la salud de los futuros exploradores espaciales al planeta Marte, en especial para prevenir padecimientos como el cáncer, señaló la maestra en aeronáutica y tecnología espacial, Aurea Carolina Gallardo.

La especialista explicó que con muchas probabilidades la radiación solar en el planeta rojo podría desarrollar cáncer en las personas que lo visiten, un desafío que ya trata de resolver la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

“Se quiere dejar a los seres humanos al menos un año o año y medio, pero la atmósfera es demasiado ligera y la radiación solar puede causarles cáncer, siendo una de las principales preocupaciones de los científicos que trabajan en ello”.

La mexicana, quien realizó una estancia en el Goddard Space Flight Center de la NASA, indicó que la exploración espacial implica riesgos que se están dispuestos a asumir en el camino a Marte, sin embargo, consideró que es crucial mitigarlos hasta niveles aceptables para la exploración humana.

Durante los seminarios realizados por la Agencia Espacial Mexicana (AEM), la experta dijo que entre las medidas de reducción de riesgos se encuentran estrategias como el uso de escudos protectores, identificación de niveles de radiación solar, reducción en tiempos de misiones tripuladas y el desarrollo de tratamientos médicos.

Gallardo Patiño subrayó que trabajar todo a escalas nanométricas, es decir, con nanotecnología, tendrá influencia en cada una de las áreas y alternativas que se buscan para garantizar la salud y el bienestar de los tripulantes y las misiones.

“La nanotecnología nos va a permitir crear fuentes de alimentación, sistemas de comunicaciones, sistemas de propulsión muy pequeños”, añadió según la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Entre las aplicaciones de la nanotecnología, subrayó que se desarrollan materiales para semejar el recubrimiento que poseen los pétalos de las flores de loto, las cuales evitan que se acumule el polvo y agua en la superficie.

Expuso que los insumos que se desarrollen serán de ayuda, ya que Marte tiene una atmósfera con mucho viento y polvo fino, lo que podría generar bloqueos en paneles solares y afectar el movimiento de trajes espaciales.

“Son nanoestructuras que no permiten que se pegue el polvo ni el agua. Se busca aplicarlas a trajes espaciales o equipo electrónico en el espacio, con posibles usos en la luna y Marte”, finalizó.