compartir en:

Las Vegas.- En la que puede ser considerada una de las mejores peleas del año, Saúl “Canelo” Álvarez y el kazajo Gennady Golovkin ofrecieron un duelo reñido que terminó en empate, lo que provocó el abucheo de la afición.

En una pletórica T-Mobile Arena de Las Vegas, que estaba en su mayoría en favor del mexicano, las tarjetas de los jueces fueron 118-110 para “Canelo”, muy alejada de lo que se vio en el ring, 115-113 para Golovkin y 114-114 para decretar el empate.

El sabor amargo deja las puertas abiertas para una revancha, que sería en mayo.