compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.-  Derivado de una fuga mal reparada, un riachuelo corre por la calle Jesús H. Preciado, en la colonia San Antón; desde ayer, el chorro de agua escurre por gran parte de la avenida, y hasta la bajada de Chula Vista.
En el lugar de origen de la fuga se puede ver el pavimento roto, a medio tapar el agujero hecho para, supuestamente, reparar el desperfecto, señalado con un tubo y un trapo para advertir a automovilistas y peatones, pero también se advierte el brote de agua.
La cantidad del vital líquido desperdiciada es ya imponderable, según se puede apreciar por la extensión del riachuelo.
La falta de eficacia del área operativa del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) se ha hecho patente en este y otros casos, pues los llamados de los vecinos son atendidos tardíamente, y una vez que las cuadrillas hacen acto de presencia, tardan otro tanto para ponder reparar las fugas.
Tal es el caso en la colonia Lázaro Cárdenas, donde los vecinos señalaron que el sistema de agua capitalino tardó más de 60 días en atender el reporte, situación que derivó en afectaciones no solo a las vialidades, sino a sus viviendas.

Corre y se va. Litros y litros de agua escurren en la colonia San Antón, sin que SAPAC intervenga.

Por:  Ddm Staff  /  [email protected]