compartir en:

A cuatro aumentó el número de muertos por el tornado que azotó la víspera la ciudad uruguaya de Dolores, mientras que seis menores están hospitalizados, tres en estado grave y el resto con lesiones leves, informó hoy una fuente oficial.

En una rueda de prensa, el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, destacó que numerosos médicos y unidades móviles se trasladaron a Dolores, en el departamento de Soriano, para atender a los afectados, por lo que “la atención sanitaria está asegurada”.

El prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, señaló por su parte que no hay reportes de desaparecidos, mientras que 15 personas (siete adultos y ocho menores) fueron evacuadas de la zona y alojadas en instalaciones públicas de la ciudad.

Las autoridades reportaron que fueron enviados drones y personal militar para evaluar los daños y trabajar en la rehabilitación de las zonas afectadas, de acuerdo con la página web del diario local El País.

El Ministerio del Interior confirmó que en las primeras horas tras el tornado “se produjeron acciones vandálicas que fueron rápidamente sofocadas” y que concluyeron con la detención de cinco personas (dos menores y tres adultos).

Las autoridades indicaron que unos 100 efectivos, entre integrantes de Bomberos, Policía de Tránsito, Guardia Republicana y de la Jefatura de Soriano, fueron destacados para “mantener el orden y garantizar la seguridad” en la zona afectada por el tornado.

La Presidencia informó que el mandatario uruguayo Tabaré Vázquez visitará la ciudad de Dolores mañana domingo.