CUERNAVACA, MORELOS.- En el marco del Día Internacional de la Lucha contra los Trastornos Alimenticios, los Servicios de Salud de Morelos (SSM) identifican seis padecimientos que afectan mayoritariamente a mujeres entre 12 y 25 años de edad.
Los trastornos alimenticios son manifestaciones extremas de una variedad de preocupaciones por el peso y la comida, en su mayoría experimentados por mujeres y hombres.
Los adolescentes son el grupo de la población más vulnerable que padece este tipo de trastornos debido a los estereotipos que se imponen en la sociedad, en donde se muestran mujeres extremadamente delgadas.
Los Servicios de Salud de Morelos dieron a conocer que entre los principales trastornos se encuentran anorexia nerviosa, bulimia nerviosa, ortorexia, comedor selectivo, vigorexia y obesidad en niños, y la gran mayoría de quienes los padecen son mujeres adolescentes y jóvenes.
En Morelos, los adolescentes pueden acudir al CAISA (Centro de Atención Integral para la Salud del Adolescente), ubicado en Cuernavaca; así como a los centros de Integración de Salud Mental en Emiliano Zapata, Zacatepec y Cuautla,  donde se les darán atención, tratamiento y seguimiento a estos problemas.
La vida moderna ha generado que los jóvenes sigan estereotipos que en muchas ocasiones hacen daño a su salud y, de no atenderse a tiempo podrían llegar a la muerte, por ello es que se determinó el 30 de noviembre de cada mes  para conmemorar la fecha para hacer conciencia entre padres y adolescentes de tener una salud mental y física para alcanzar una vida saludable.

Sector vulnerable
Servicios de Salud de Morelos relaciona seis padecimientos
con presiones sociales que afectan la calidad y cantidad de la alimentación.

Anorexia nerviosa
Se caracteriza por un intenso miedo a aumentar de peso y mantener un peso corporal saludable.

Bulimia nerviosa
Consiste en atracones de comida seguidos de conductas compensatorias, ya sean eliminatorias o purgativas.

Ortorexia
Se incorporan alimentos “sanos” hasta llegar a ser únicamente orgánicos aquellos alimentos que se ingieran; comienza como un intento por mejorar la calidad de la alimentación pero se convierte en obsesión

Comedor selectivo
Son personas que sin orientación profesional clasifican los alimentos en “buenos” los que no engordan y “malos” los que engordan o en base a su contenido calórico.

Vigorexia
Se busca en la selectividad alimentaria conseguir un físico musculoso, atlético, que guste en el caso del hombre a las mujeres; llegan a modificar de tal manera la alimentación que puede ser la antesala de un trastorno alimentario.

Por: Marcela García
[email protected]