En Sacramento, California, una mujer padece los daños permanentes ocasionados por el uso de una crema para aclarar la piel. Este producto, de origen mexicano, estaba contaminado con un tipo de mercurio sumamente tóxico.

A pesar de que la paciente había usado este producto por más de siete años, no fue sino hasta julio de 2019 cuando se quejó con el médico de tener sensaciones de ardor y debilidad en el brazo.

A las dos semanas, la mujer de 47 años de edad regresó a la clínica. El personal médico descubrió que tenía visión borrosa, así como dificultad para hablar y caminar, síntomas de daño neurológico. Tuvo que ser internada en el hospital, donde su condición deterioró al de un “delirio agitado”.

 

 

Fue entonces que los doctores determinaron que la mujer padecía las consecuencias de un envenenamiento por consumo de mercurio. Aunque la paciente fue sometida a un tratamiento para eliminar los rastros de mercurio de la sangre, los síntomas no se esfumaron.

La mujer fue trasladada en septiembre al hospital de la Universidad de California en San Francisco, donde se realizó un análisis de los cosméticos y otros productos de belleza que había utilizado. Los investigadores detectaron un compuesto neurotóxico de nombre metilmercurio en la crema para blanquear la piel.

Nadie sabe por qué hay metilmercurio [en este producto], pero la suposición es que alguien estaba agregando mercurio de manera intencional pero no se dio cuenta de que había diferencias en los tipos de mercurio.

Dijo el doctor Paul Blanc, de la UCSF, autor de un reporte sobre este caso que fue publicado la semana pasada. Las cremas para aclarar la piel importadas de México a menudo contienen mercurio -un ingrediente necesario para blanquear la piel- pero no el otro compuesto.

A cinco meses de ser internada, la paciente es incapaz de alimentarse o valer por sí misma. Otra persona también resultó envenenada por usar este mismo producto, pero los síntomas eran menos graves.

El metilmercurio es mucho más tóxico para el ser humano que el mercurio líquido, ya que se forma cuando el mercurio reacciona al tener contacto con ciertas bacterias en el ambiente.

Aunque la exposición a todo tipo de mercurio implica un riesgo para la salud, el metilmecurio es sumamente peligroso para el cerebro y el sistema nervioso. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), este era el primer caso de envenenamiento por metilmercurio en Estados Unidos en 50 años.

“Todo esto con tal de verse más blanco, lo que le brinda un matiz inquietante a estos casos”, dijo el doctor Craig Smollin, director médico de la división de San Francisco de California Poison Control,

“Todos esperamos que este sea un caso único y no veamos más. Pero las personas en estas comunidades, especialmente en las comunidades de inmigrantes, no necesariamente perciben estas cremas como un riesgo. Necesitamos asegurarnos de que estén conscientes sobre los peligros que enfrentan”.

El mercurio en sí es peligroso. Nada más en la década pasada, y solo en el estado de California, hubo 60 casos de envenenamiento por mercurio vinculados al uso de cremas para la piel.

La mayor parte de estas cremas contaminadas fueron compradas, no en tiendas, sino con familiares o amigos, o fueron adquiridas en México. Especialistas recomiendan que las cremas deben ser compradas en tiendas de renombre, estar selladas y con las etiquetas adecuadas.