Samantha se encuentra destrozada, luego de que invito a su mejor amiga a vivir a sus casa, esta le quitó a su futuro esposo y se fue a vivir con él.

La mejor amiga de Samantha cruzaba por un grave problema con su vivienda, por lo que el tiempo para buscar un nuevo hogar se agotaba y seguramente ella se quedaría a vivir en la calle, sin embargo, el buen corazón de Samantha no lo permitiría y la invito a vivir a su casa por un tiempo.

Según Samantha, todo iba excelente, ya que ella, su amiga y su esposo se llevaban de maravilla la primer semana; lo incomo empezó cuando un día que ella llegó cansada del trabajo y encontró a su amiga y a su esposo acurrucados juntos en el sofá, viendo algo en la televisión.

Cuentó para The Sun que ninguno de los dos levantó la vista para saludarla cuando entró y se quedó de pie, incómoda, en la puerta durante unos segundos hasta que Robert saltó.

"Me voy a la cama", anunció, después de ver la dolorosa escena y de enterarse que habían comido sin ella.

Esperaba que Robert sintiera que estaba molesto y que me siguiera a nuestra habitación, pero frustrantemente, se quedó abajo conmi amiga, charlando y riendo.

Samantha conoció a Robert a través de amigos mutuos en febrero de 2014, la dejó sorprendida, ella había tenido una buena cantidad de malas relaciones, así que estaba nerviosa por comenzar otra, pero Robert la hizo sentir muy bien consigo misma.

Cuenta que después de un año de citas, se mudaron juntos y una noche de diciembre de 2015, estando en casa viendo una película, Robert de repente se volvió hacia ella y le pidió que se casara con él. 

No había duda de que Robert era con quien quería pasar el resto de mi vida, y me sentía en la cima del mundo. Me encantaba volver a casa con él todas las noches y sabía que me encantaría ser su esposa

La “buena” relación entre su amiga y su prometido siguió, a menudo me cruzaba con la pareja riendo, solo para que se callara cuando me unía a ellos.

Robert incluso insistió en acompañar a su amiga en paseos de perros y visitas a la tienda local, mientras pasaba más y más tiempo a solas.

Aunque Samantha le preguntó al respecto, insistió en que solo eran amigos y su amiga solo se reí cuando alguna vez le decía algo.

“Me sentí aliviado cuando mi amiga finalmente pudo mudarse a su nuevo hogar en noviembre de 2018, y las siguientes semanas fueron maravillosas cuando Robert y yo volvimos a la vida como una pareja. Las cosas estaban mejorando"

Pero sin esperar, un día Robert de repente rompió con ella y le dijo que la dejaría, que las cosas no estaban funcionando y que ya no la amaba. 

Llamó a su amiga, pero no respondió, incluso la bloqueo de sus redes sociales, por  lo que perdió contacto con ella.

Unos días después, mis peores temores se confirmaron cuando un amigo me dijo que habían visto el auto de Robert afuera de la casa de Claire. Me había dicho que estaba viviendo con su hermana, pero ella pronto confirmó que ese no era el caso

Samantha estaba desconsolada, le había dado a su amiga un lugar para vivir, y en lugar de agradecer, se había casado con su prometido. “Me sentí mal por la profundidad de su doble traición”.

“Mi amiga y Robert ahora viven juntos y lo pensaré dos veces antes de ayudar a un amigo en el futuro. Todavía no puedo creer que invité a mi mejor amiga a mi casa ... ¡y ella se fue con mi prometido!”