Tina Gibson, una joven de 26 años dio a luz a una bebé de nombre Emma el pasado 25 de noviembre en Tennessee, Estados Unidos, gracias a un embrión que fue congelado el 14 de octubre de 1992.

 

Se trata de la primera vez que un embrión con tanto tiempo de congelamiento resulta exitoso en el mundo.

Emma pesó 2.940 kilogramos, midió poco más de 50 centímetros y fue el segundo intento de la pareja estadounidense por tener un hijo tras no lograr procrear de forma natural por problemas físicos.

El anonimato de las donaciones de embriones no existe en Estados Unidos por lo que la pareja tuvo dos semanas para elegir entre 300 perfiles distintos, aunque no sabían que el embrión elegido había pasado 25 años congelado.

El embrión de Emma fue fecundado gracias a fertilización in vitro por una pareja que donó cuatro embriones, los que son conocidos como snowbabies o niños de nieve nombre que se refiere al proceso de congelación al que son sometidos.

La clave en el éxito de este tipo de tratamientos depende el proceso de descongelación y de la perfecta salud del útero de la mujer que recibe el embrión, lo que se consigue gracias a una terapia con estrógenos y progesterona para la mujer.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...