Los frios extremos y las lluvias obligaron a Soledad, una mujer de 60 años, a hacer una pequeña casa de campaña con bolsas de plástico, junto con sus seis perritos, en una calle de la colonia Zona Norte de Tijuana, Baja California.

Algunos policías municipales acudieron al para pedir a la mujer que se fuera a un albergue, ya que la onda gélida provocará un descenso en la temperatura y lluvias por los próximos días, lo que podría poner en riesgo su salud, tendrían que ponerse bajo un techo ella y sus perritos  para evitar enfermarse.

Aunque le ofrecieron ayuda y un lugar seguro, la mujer se negó alegando que estaba esperando a su hija y que tenía cobijas dentro de su “refugio”, además, señaló tener miedo a que fuera detenida.

Despues de 30 minutos después, los agentes de seguridad lograron convencer a la mujer de que se retirara del lugar para evitar que se expusiera a las bajas temperaturas, pero no acudió a un albergue para personas sin hogar.

Soledad Castro Olmedo, como se identificó, llevó a los oficiales a una vivienda donde vive su hijo, con quien se quedó.