Una increíble historia tuvo lugar durante la noche del pasado 24 de diciembreen el pueblo de Cheremshán, ubicado en la republica de la Tartaristán, en Rusia.

Y es que una mujer de 31 años de edad cayó en una alcantarilla abierta de aproximadamente tres metros de profundidad, sin embargo, al llegar al fondo se dio cuenta de que no estaba sola, esto debido a que un menor de edad se hallaba en sitio y a punto de morir de hipotermia.

El niño de diez años de edad fue reportado como desparecido cerca de las 21:00 horas, razón por la que autoridades locales y brigadistas voluntarios empezaron la búsqueda del mismo; no obstante, fue Gúliya Yarúllina, directora del departamento de Protección Civil local, quien lo encontró debido al incidente.

Al interior del pozo, la mujer halló al niño dormido sobre un trineo luego de que cayera y se cansara de pedir auxilio; de acuerdo con el reporte médico, el menor hubiese muerto congelado si hubiera permanecido en el sitio por aproximadamente otra hora.

Tras el rescate, el menor fue tratado por hipotermia; mientras que la mujer fue remitida a un hospital local debido a una lesión en la columna vertebral.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...