Cuernavaca, MORELOS.- La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHEM) solicitó al Ayuntamiento  mejorar urgentemente el sector al que serán remitidas las personas detenidas por el alcoholímetro, o suspender su aplicación hasta que el inmueble cumpla con las condiciones requeridas.
Tras una revisión realizada el 16 de noviembre a este sector, localizado en el circuito Adolfo López Mateos, observaron que no  cuenta con un médico legista, ni de asistencia médica; las celdas para mujeres están inhabilitadas; no hay espacio para personas de grupos vulnerables.
Las celdas carecen de ventilación, hay fallas en el suministro de agua y luz, son insalubres; los elementos policiacos no son suficientes y la única cámara de vigilancia no sirve; además, carece tanto de estacionamiento, como de rampas de acceso para personas con discapacidad.
“Tienen una capacidad para máximo de cuatro a seis personas,  se encuentran en condiciones insalubres, les falta mantenimiento,  pintura, no cuentan con ventilación o luz”, dijo Osmany Licona Quiterio, visitador de la CDHEM.
Por ello se integró el expediente 285/2017-6 a través del cual solicitaron al municipio no implementar el alcoholímetro, hasta en tanto, no se realicen las adecuaciones al sector, y garantizar el respeto a los derechos humanos.
Abundó que no sólo se tienen que respetar las garantías de la gente, se debe también capacitar a los elementos policiacos en el uso de la fuerza, así como al personal de las grúas, y quienes forman parte de este programa.

Revisión. La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos documento las condiciones en las que se encuentra el llamado sector, a donde llevarán a los detenidos por conducir ebrios.

Por: Omar Romero
[email protected]