compartir en:

México requiere unir sus esfuerzos y dar una respuesta integral al problema del cáncer, toda vez que 8.8 millones de personas murieron en 2015 por este padecimiento, expuso el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola.

Al inaugurar el foro “Cáncer, desafíos en México y América Latina", precisó que en México los tumores malignos, que se pueden presentar en cualquier parte del cuerpo, representan la tercera causa de mortalidad, después de las enfermedades del corazón y la diabetes.

Refirió que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es una de las principales causas de mortalidad en el mundo y se prevé que de los 14 millones de casos detectados en 2012, la cifra aumente 70 por ciento en los próximos 20 años.

En el foro convocado en conjunto con El Universal y la Agencia EFE, detalló que existen más de 100 tipos de cáncer diferentes, aunque el de mama y el de próstata son considerados prioritarios, pues generan mayor mortandad generan.

Comentó que en el IMSS, la incidencia de cáncer de mama es de 22 por cada 100 mil mujeres, cifra por debajo de los 35 casos promedio de la OMS, mientras que en los hombres el cáncer de próstata tiene una tasa de 14.24 por cada 100 mil, cifra por debajo del 25.5 promedio de la organismo internacional.

Mencionó que el cáncer de mama es la primera causa de muerte en el IMSS y la cuarta de mayor gasto, con tres mil 143 millones de pesos en 2016, mientras que la razón principal de fallecimiento de cárcer en el hombre es el de próstata, que requirió 934 millones de pesos para su atención en el Instituto en 2016.

El funcionario recordó que en mayo pasado fue lanzado un nuevo modelo preventivo de enfermedades crónicas para reorientar los servicios de salud para prevenir y reorientar la atención a cuatro padecimientos, padecimientos cardiovasculares, diabetes, cáncer de mama y de próstata.

Estos males generan mayor discapacidad, mortalidad y costos de atención para el IMSS, por lo que la intención es transitar de una medicina curativa a una preventiva, agregó.

A su vez, el secretario de Salud, José Narro Robles, subrayó que el cáncer es uno de los problemas más serios que enfrenta la salud pública en el mundo, en América Latina y México.

Precisó que en América Latina se registran al año más de un millón de casos nuevos de cáncer y 550 mil fallecimientos por este padecimiento, mietras que en México se presentan 190 mil casos nuevos anuales y unas 80 mil defunciones en 2015.

Es un problema que tiene numerosas dimensiones que van desde la genética y la biológica hasta la social y la humana, que puede detectarse y prevenirse de manera temprana y curarse si se actúa de manera pronta, por lo que debe prevalecer la actitud y la conciencia de médicos y pacientes para hacer frente a la enfermedad, concluyó.