En Texas, Amanda Hawkins, una joven de 19 años dejó a sus dos hijas abandonadas en el interior de un auto por 15 horas, mientras ella se iba a una fiesta.

Las dos pequeñas de uno y dos años, no paraban de llorar y murieron. 

Cuando se dieron cuenta de la situación, algunos de los asistentes le hicieron saber a la mamá que las niñas estaban llorando y le pidieron que las llevara a la fiesta. 

Además, uno de los conocidos de la joven mamá, le pidió las llaves del auto para poder dormir, ella las entregó y en ese momento no se dio cuenta de la condición en la que estaban las bebés. 

Fue después de 15 horas de haberlas dejado dentro del coche y con una temperatura de más de 30 grados, cuando la mamá las encontró inconscientes.

Por lo que las llevo a su casa, las bañó y luego fueron a un hospital, donde llegó asegurando que las niñas se desmayaron después de oler unas flores en un parque. 

La joven se mostró nerviosa durante sus declaraciones y terminó aceptando lo que había hecho. 

Ahora las autoridades del condado ed Kerr, en Texas presentaron cargos en contra de ella y tiene que pagar una fianza de 70,000 dólares, pero si la declaran culpable podría pasar dos años en la cárcel. 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...