compartir en:

El velador José Guadalupe, de 53 años, murió electrocutado al sufrir una descarga eléctrica tras tocar accidentalmente unos cables de luz y caer al agua, cuando se disponía a realizar trabajos de mantenimiento en el garage de las lanchas, en el interior de una casa ubicada a orillas del lago de Tequesquitengo, en el circuito del lago, en Jojutla, por lo que peritos del Semefo realizaron una inspección ocular y ordenaron el levantamiento del cadáver.